PCN-INFOS

La red de información telefónica del PCN

Français - English - Español

 

PCN-Infos 1 de Mayo de 2004

 

La meta que profetizaba Jean Thiriart acaba de ser alcanzada :
¡ SOMOS 475 MILLONES DE CIUDADANOS EUROPEOS !

 

En marzo de 1989, la Asociación de los antiguos alumnos de la Escuela Politécnica, una camarilla  influyente francesa, organizaba un coloquio sobre el tema “La Europa del siglo XXI, mito o primera potencia mundial”. Primera manifestación pública de la reunión a la Europa-potencia de las élites en Europa. Este coloquio es muy a menudo presentado como el nacimiento de esta idea-fuerza que ve en Europa el principal actor de la política mundial en el siglo nuevo.

Pero es inexacto. En efecto, la theorización de la Europa como superpotencia ya la había anunciado Jean Thiriart desde el principio de los años 60.

En un libro profético titulado “EUROPA, UN IMPERIO DE 400 MILLONES DE HOMBRES”, Thiriart, en el cual vemos el “Marx” de la Revolución europea, definía las condiciones de la liberación y de la unificación de la Nación-Europa y enunciaba las condiciones de su poder : una dimensión mínima de 400 millones de Europeos, una moneda única, un ejército integrado independiente de la OTAN, fronteras geopolíticas incluyendo el Mediterráneo y el Este europeo, un ejecutivo transnacional. Todo ello implicando la expulsión de los Estados Unidos de Europa. La andadura de la Europa institucional tiende a la realización progresiva de las tesis de Thiriart.

El pensamiento de Jean Thiriart, uno de los grandes teóricos y geopoliticos del  siglo XXI (1), queda totalmente oculto, aniquilado en la Europa occidental y singularamente en el espacio de habla francesa. Pese a que un gran numero de sus tesis  han sido plagiadas o seguidas hasta en los niveles más altos. Pero en Rusia es un teórico reconocido, cuyas tesis constituyen uno de los ejes principales del  nuevo pensamiento “eurasista” (2), que inspira hasta una parte del entorno de Poutine (lo que le vale de ser tasado de “nacional-bolchevismo”). Y el Manual de Geopolítica de los jovenes oficiales rusos consagra a Thiriart páginas elogiosas.

Visionario poderoso, Thiriart, quién es el primer teórico de nuestro “Comunitarismo europeo”, ha dotado nuestra Organización transnacional, y singularmente el PCN que le encarna politícamente desde 1984, de una ideología de vanguardia. Tenemos frecuentemente razón mucho antes que los demás. Y nuestras tesis encarnan el porvenir y la modernidad.

Así entre 1962 y a mediados de los años 80, hemos enunciado con varios decenios de adelanto todos los temas que constituyen hoy la problemática de la unificación europea :

- Europa como mito fundador, 
- la integración de la Europa oriental y de Rusia, 
- así como la de Turquía – de la que Thiriart hacía una de sus ideas-fuerza- y de Africa del Norte,
- el diálogo euro-mediterráneo - predicado desde el principio de los Años 60, 
- el Sahara como frontera última de la Europa hacia el Sur (3),
- la creación del Ejército de la Europa fuera de la OTAN,
- la cuestion de la ciudadanía europea ensanchada,
- el debate sobre Europa como nación y superpotencia,
- la creación de una consciencia europea,

y muchas otras tesis que son hoy de actualidad.

Estas tesis, enunciadas varios decenios antes del acontecimiento, valieron frecuentemente sonrisas despreciativas a Thiriart. Así cuando Yannick Sauveur sostuvo ante de la Universidad de París su tesis sobre “Jean Thiriart y el Comunitarismo europeo”, doctos profesores despreciativos calificaron la idea de la Europa de 400 millones de hombres de un “delirio racional”. Pero la Historia ha mostrado el error de esos profesores cortos de vista. ¡ En  este uno de mayo de 2004 justamente cuatro decenios después de la publicación del libro de Thiriart, somos 400 millones de ciudadanos europeos ! Y la Europa que profetizaba Tiriart esta en marcha.

Porque esto solo es una etapa. Desde 1964, Thiriart anunciaba que las fronteras de la Europa al Este son el Osuri y que la Siberia – ese far-east europeo – sería el regalo de boda de Rusia cuando se uniría a la Europa Grande. Este tema, incongruente a mediados de los años 60, se ha vuelto común con el advenimiento de la “Casa Europa”. Y entre 1962 y el principio de los años 80, Thiriart fue el primero en predicar la integración de los pueblos de ambos lados del Mediterráneo en el Estado-nación europeo, organizando con el PCN en 1987 el primero campo europeo para la entrada de Turquía en lo que era todavía la CEE. Temas hoy ardientes, con la candidatura de Turquía, de Marruecos y de Tunez en la Unión europea. O aun el proyecto político euro-mediterráneo de Moammar Kadhafi que el guía libio  acaba de  reafirmar en Bruselas, dando, él el líder árabe y africano, una lección de patriotismo europeo a los enanos políticos de losparlamentos europeos y belgas.

Ciertos espíritus cortos de vista - son desgraciadamente los más numerosos y no solo en las universidades - nos objetarán que la extensión de  Europa al Este se hace bajo la égida de la OTAN y de EE.UU lo que inquieta – legítimamente – Rusia. Pero éstos ignoran la Historia. Pues son frecuentemente los ocupantes y los colonizadores los que realizan la unidad nacional de los pueblos que ocupan.

La Historia moderna nos ofrece ejemplos reveladores : la ocupación francesa bajo Napoléon ha preparado la unidad alemana, los Austriacos han hecho lo mismo en Italia, los colonialistas italianos y franceses en Libia. Y también los Anglosajónes en Iraq.

Pasara lo mismo en Europa, dónde el ocupante americano, quién mancha el suelo europeo desde 1944, asegura ya nuestra unidad continental. Del mismo modo que la CEE favorecida por Washington después de 1947 es hoy un gigante económico que hace la guerra commercial con EE.UU, el pilar militar europeo de la OTAN desembocará inevitablemente en un Ejército europeo independiente opuesto a las pretensiones hégémonicas de Washington. Como tantos colonizadores antes de ellos, los EE.UU juegan a los aprendices brujos. Y forjan su enemigo mortal. ¡ El gran mercado continental abierto a las firmas americanas se transforma años tras años en una Europa-poder ! Y la dimensión conjugada a la potencia determina inevitablemente una gran política.

Con su teoría de la “circulación de las élites”, el gran sociólogo Vilfredo Pareto define las condiciones de la revolución : blocage del sistema político (frecuentemente conectado con una crisis de civilización) que impide toda renovación, constitución de una “contra-élite” revolucionaria, evolución de la  “élite neutra” – los funcionarios, los servidores del Estado, los militares, etc. – hacia las tesis de la contra-élite. Hay que añadir a todo esto la propagación de tesis opuestas al sistema dominante entre los pueblos, que se les van ganando progresivamente las ideologías nuevas.

La Europa del nuevo siglo nos regala un buen campo para aplicar las teorías de Pareto. Asistimos en efecto, mientras una crisis de civilización perdomina, a dos fenómenos capitales, que les inquietan mucho a nuestros ocupantes americanos y también a la clase política europea que tiene relación con ellos desde seis decenios (la de los Quislings de Washington) :

- la subida de la conciencia europea en el seno de las élites europeas neutras,
- y la subida paralela del anti-americanismo y del anti-sionismo – lo que explica la comedia actual en la seudo “resurgencia del antisemitismo” en Europa, que solo consiste en una manipulación mediatica – entre los pueblos europeos. 

Dos fenómenos que se oponen directamente con las posiciones ideológicas atlantistas y pro-americanas de la clase europea dirigente.

Los americanos, con su arrogancia, tienen una responsabilidad directa en la toma de conciencia europea de las numerosas élites en la administración europea, los medios diplomáticos y militares, los dirigentes de la gran industria. El nuevo poder de Europa en realización le da a  esta  arrogancia, y a las constantes humillaciones que implica – recordamos las palabras despreciativas de Rumsfeld cuando hablaba de la “vieja Europa” -, una dimensión insoportable. Humillando el colonizado – y la Europa no es nada más que la primera colonia de Washington – el colonizador forja su rebelión.

La subida del anti-americanismo – y su corolario el anti-sionismo, que tiene tan estrecha relación con él en el seno del Eje americano-sionista – entre los pueblos europeos, al Este como al Oeste también es provocado por la política americana de dominación mundial. Se les prepara días dolorosos a los ocupantes yanquis.

Cuando las élites europeas harán su unión con los pueblos anti-americanos, tendremos todas las condiciones a la vez para la liberación de Europa, la expulsión de los Estados-Unidos de Europa y del Mediterráneo y el advenimiento de la Gran-Europa como primera potencia mundial. Todavía todo esto esta lejos pero esta marcha de Europa hacia su liberación constituirá la trama de nuestra historia en los próximos decenios.

Para que esta unión tenga lugar, se necesita un catalizador. El que Thiriart también anunciaba en su libro de 1964 : el Partido histórico revolucionario europeo, vanguardia de la Revolución europea, minoría comprometida – como lo era ayer su predecesor directo, el Partido bolchevique, en la Rusia de los años 1890-1917 –, decidida forzar la Historia.

Y se necesitará una gran crisis, ya que la Europa verdadera, Unida, grande y libre, liberada de la ocupación yanqui, solo resultará de una agravación de la crisis de civilización que sufrimos. Nietzsche, este gran europeo, profetizaba que Europa no se hará sino al borde de la sima. También es nuestra su concepción. Las grandes revoluciones exigen un clima trágico y no la tonalidad grosera de nuestra época decadente.

El andar de Europa hacia su unificación marca las etapas que nos acercan de nuestra liberación continental. 

Somos hoy 475 millones. Pero seremos mañana mil millones de ciudadanos europeos, unidos, fuertes y libres : un Estado, una Nación y un pueblo único de Vladivostok a Reykjavik y del Quebec – este puesto avanzado de la Europeanidad – al Sahara. ¡ La gran Nación unitaria y colectiva que profetizaba Jean Thiriart !

 

Luc MICHEL

 

Notas y llamadas :

(1) Leer : Luc MICHEL, "CONCEPTIONS GEOPOLITIQUES DE JEAN THIRIART : LE THEORICIEN DE LA NOUVELLE ROME", en el Web de la Asociación Transnacional de los Amigos de Jean Thiriart.
(2) Leer : "DE THIRIART A ZOUGANOV, LE NOUVEAU VENT QUI VIENNENT DE L'EST", Traducción del artículo "Stato e Potenza" publicado en "RINASCITA", diario de liberación nacional (Roma, Marzo de 2000), in LA CAUSE DES PEUPLES, n° 22, mayo 2004, 
y Luc MICHEL, "L'IMPACT DU "COMMUNAUTARISME EUROPEEN" A L'EST", 1era parte : "DU KPRF AU PCN : LA MOUVANCE NATIONAL-COMMUNISTE", in LA CAUSE DES PEUPLES, n° 21, Enero de 2004.
(3) Sin duda el tema más reciente en la problemática europea, enunciado por Thiriart desde 1982. Cf. particularmente : "Le Sahara, nouvelle frontière migratoire entre l'Europe et l'Afrique ?", por Olivier PLIEZ (geógrafo, encargado de investigaciones CNRS - Instituto de Investigaciones y de Estudios en el Mundo árabe), in DIPLOMATIE, Paris, n°5 (septiembre-octubre 2003).

*****

ABONNEZ-VOUS A LA CAUSE DES PEUPLES !
La Tribune libre du combat contre l'impérialisme et l'exploitation !
- La Cause Des Peuples -

Retour à l'accueil